Suelos seguros. La importancia del coeficiente de fricción

Setenta mil millones de dólares es la cantidad promedio pagada en compensación y costos médicos como resultado de accidentes por resbalones y caídas dentro de los EE. UU.; y el 55% de todos estos accidentes son causados por suelos inseguros o sucios.

En España, las superficies de trabajo son origen de un gran número de accidentes laborales, principalmente las caídas al mismo nivel que representan aproximadamente el 10 % del total de accidentes con baja registrados en España anualmente. De ellos el 98,4 % tienen consecuencias leves, un 1,58 % consecuencias graves y un 0,02 % consecuencias mortales” Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

La prevención de accidentes por resbalón y/o caída por parte de los propietarios de edificios y locales comerciales, es de vital importancia en la seguridad de las instalaciones. Primero la colocación y el tipo de suelo que pueda garantizar la seguridad para clientes y empleados; después realizar protocolos para los problemas de seguridad de manera inmediata, es decir, aclarando los derrames y eliminando los peligros potenciales, con carácter urgente.

Todas las empresas deben monitorear y mantener los suelos en sus locales, conservarlos libres de obstrucciones, limpios y secos en todo momento.

Los resbalones y caídas pueden ocurrir en cualquier lugar de su instalación, desde áreas públicas hasta áreas exclusivas para empleados. Por lo tanto, un programa de “suelo seguro” es crucial e involucrará tanto a su empresa de limpieza como al personal propio.

Algunos consejos básicos para la prevención de resbalones / caídas:

  • Vigile de cerca cualquier área donde haya agua o se produzcan derrames. En los días húmedos o lluviosos, coloque cubiertas de barrera en la entrada al local y si se mojan los suelos seque y limpie inmediatamente.
  • Hay que designar quién es responsable de estas tareas de mantenimiento y seguridad, si el personal profesional de limpieza no está de servicio.
  • Cuando la limpieza se lleva a cabo en las instalaciones (de día o de noche), asegúrese de advertir con un cartel de “suelo mojado” en el área.
  • Programe los fregados en las horas de menos afluencia.
  • Limpie profundamente sus pisos con regularidad para eliminar la suciedad que deja el tráfico diario de personas, carros, …
  • Cree registros de cómo se mantienen sus superficies, incluyendo detalles como quién ha realizado algún procedimiento en el suelo, la frecuencia y el equipo utilizado.
  • Asigne una persona que se responsabilice de los informes diarios sobre los procedimientos de limpieza, las fechas de registro, los comentarios, las incidencias y las gestiones de acción para resolver problemas.

Coeficiente de fricción de los suelos

La importancia del coeficiente de friccion

La medición del coeficiente de fricción (COF) es el método más común empleado por los organismos oficiales para valorar la resistencia al deslizamiento de una superficie.

El coeficiente de fricción se define como “la fuerza que está causando que algo se deslice a lo largo de una superficie hacia la carga que empuja a estas dos superficies juntas”.

Cuando se trata de suelos, medir el coeficiente de fricción ayuda a establecer la seguridad de una superficie frente a líquidos, suciedad, restos de comida, derrames …

El método científico de medición del coeficiente de fricción se debe realizar antes de la colocación del suelo, o incluso en la propia producción del mismo, llegando al consumidor con su coeficiente de fricción y recomendaciones de empleo preferente.

Es esencial un programa efectivo de seguridad del suelo en sus instalaciones, y es algo que su constructora debería concebir como parte de su programa de colocación de superficies, según las características especiales del local: planta baja, zona húmeda, etc. y el uso que se va a dar al mismo.

Además de este imprescindible primer paso, podemos encontrar que nuestro local ya posee un suelo y no vamos a reformarlo, en ese caso una empresa de limpieza profesional debe saber el coeficiente de fricción de esa superficie “heredada” y aplicar protocolos concretos para mantener sus suelos seguros, tanto (como hemos dicho antes) durante los servicios del profesional de limpieza, como en los periodos en los que el personal de limpieza no se encuentra en las instalaciones.

¿Te ha parecido interesante este artículo? ¿quieres recibir información sobre este y otros temas específicos sobre limpieza? ¡Síguenos!